Kimchi x 800ml

$1250

Cantidad

Ingredientes: repollo, cebolla de verdeo, ajo, zanahoria, hinojo, jengibre fresco y manzana. Fermentado con agua filtrada y kéfir de agua. 

Condimentos: cúrcuma, sal rosada pura, orégano, aceite de oliva extra virgen. 

El Kimchi es un elemento esencial de la cocina coreana y cada día más en la moderna. El kimchi se hace generalmente a partir del repollo fermentado con otras verduras como rabanitos, ajos, cebollas, jengibres, cúrcumas, pimientas, hinojos, zanahorias, manzanas, remolachas y condimentos integrales cómo orégano, pimentón, sal de mar integral y aceite de oliva orgánico.

El secreto del Kimchi comienza en el cuidado de la huerta, en el alimento de la tierra de modo agroecológico, conservando la biodiversidad de los microorganismos nativos del suelo y el aire de cada ecosistema local.

El kimchi es un alimento bajo en grasa y bajo en calorías. Rico en fibra, vitamina A, vitamina C, pre y probióticos y antioxidantes esenciales. 

1. Reduce los niveles de colesterol: Según lo informado por un estudio coreano, el kimchi puede disminuir los niveles de colesterol total y específicamente de colesterol LDL (malo).

2. Puede prevenir el desarrollo de algunos cánceres: Un estudio confirmó que el kimchi puede tener propiedades anticancerígenas, aunque se desconoce si los hallazgos se limitan a ciertos tipos de cáncer. El kimchi tiene altos niveles de antioxidantes flavonoides y β-sitosterol, un compuesto que se encuentra en ciertos vegetales y se usa como antiinflamatorio en los medicamentos.

3. Reduce la resistencia a la insulina: Se ha demostrado que los pacientes prediabéticos que comían kimchi todos los días tienen menos picos de azúcar y mejores niveles de azúcar en ayunas que aquellos que no lo hicieron solo después de 1 mes de comer kimchi regularmente.

4. Refuerza el sistema inmunológico: Dado que el kimchi es un alimento complejo y fermentado que a menudo contiene ingredientes tan sobresalientes como el jengibre, el ajo, cúrcuma y la pimienta, también “toma prestadas” sus propiedades de estimulación inmunológica. Eso y la combinación de antioxidantes y vitamina C garantizan un real impulso inmunológico después de comer una porción de Kimchi.

5. Promueve la digestión: Kimchi ayuda a prevenir el estreñimiento y, si se come regularmente, normaliza los procesos digestivos, principalmente porque es rico en fibra e ingredientes fermentados. Hablando de la fermentación, el kimchi también puede promover el crecimiento de bacterias buenas en el intestino, ya que introduce bacterias Lactobacillus en el intestino.

6. Promueve la pérdida de peso: El kimchi es rico en fibra dietética y tiene muy pocas calorías, por lo que es un gran alimento para comer si quieres sentirte llena por más tiempo. Los ingredientes fermentados y el efecto antidiabético también pueden suprimir el apetito y hacer que ansíes alimentos menos azucarados.

7. Puede bajar la presión arterial: El mismo estudio que analizó el efecto antidiabético del kimchi encontró que la presión arterial de los participantes también se redujo después de un mes de comer el plato coreano.

8. Previene el envejecimiento cutáneo y en general: Las mujeres coreanas han observado durante mucho tiempo los efectos antienvejecimiento del kimchi, pero un estudio reciente también confirmó esta observación al señalar que el kimchi reduce el estrés oxidativo en las células y tiene un efecto antiinflamatorio en el cuerpo.

Algunos consejos

Mucha gente empieza a probar este tipo de alimentos fermentados por cuestión de salud. En un principio su sabor picante, salado y amargo puede resultar poco agradable, pero una vez que uno se acostumbra llega a ser incluso adictivo. El esfuerzo inicial vale la pena: los alimentos fermentados contienen niveles mucho más altos de bacterias beneficiosas que los suplementos probióticos, haciéndolos ideales para optimizar su flora intestinal.

Si nunca antes se ha comido este tipo de alimentos se debe preveer y no comer una gran dosis al principio. Esto podría acarrear lo que se conoce como “crisis depurativa”: los probióticos matan patógenos en el intestino que al morir liberan potentes toxinas. Empiece gradualmente con pequeñas dosis y observe cómo reacciona su cuerpo.

0

Buscar

Abrir chat
¿Alguna consulta?